21/12/12


Comenzó la semana pasada con el mayor embate del Poder Ejecutivo contra el Poder Judicial, montada la Presidente del fallo Marita Verón. Se subió al descontento popular, azuzado por Susana Trimarco, madre de la desaparecida, en alianza con el más que dudoso Gobernador Alperovich y una, de pronto, histérica de la justicia popular. Tantos años de silencio de la Presidente, no hicieron más que confirmar que estaba actuando.
Rápidamente Zaffaroni salió con declaraciones contundentes contra el voto popular de los jueces, acallando a Diana Conti, siempre en primera línea en esto de desguazar a las instituciones “neoliberales” pero, también, devolviendo a la Presidente la “blumberización” de su discurso en materia de inseguridad.
Hasta el Gobernador Scioli hizo lo suyo y en la Cámara de Diputados donde no está Mariotto, logró dictamen para establecer el juicio por jurados en la Provincia de Buenos Aires, que ya funciona en Córdoba. Una especie de “licencia” del marido a quien la esposa le controla el nivel del whisky que consume.
Vino la movilización sindical la que igualó a la movilización por “la democracia” organizada por la Presidente. Juntaron tanta gente aunque con menores costos, por un lado, y con menor atractivo que aquel: entre escuchar a Moyano o a Charly García, Fito Paez y los artistas que llevó la Presidente…¡hay que tener militancia! Lo interesante de la movilización fue la colaboración entre CGT y CTA y el apoyo dado por los radicales.
De pronto, la Ciudad de Buenos Aires se manda un impuestazo. Nadie en la Ciudad sabía que recibía subsidios indirectos que, al asumir la Ciudad el subte y el tratamiento de su basura, deberán sustituir pagando contante y sonante. Algunos ciudadanos porteños a quién les hicimos ver esta perspectiva (los argentinos subsidiando a los porteños), se sorprendieron y comienzan a tomar nota lo que es pagar lo propio.
Pero el Gobierno Nacional no aprovechó demasiado tiempo esta oportunidad que le daba el anuncio local: sacó un tarifazo de la galera, aumentó el transporte público de pasajeros en porcentajes salvajes para tratarse del  transporte de todos los días. La pésima política llevada por años por parte del Gobierno Nacional pesa por varios lugares: los fondos que el Gobierno debe dar a las empresas de colectivos, significaron un premio a la vagancia y un estímulo a la desinversión que, finalmente, da un pésimo servicio al pasajero. Otro fracaso kirchnerista que nadie, pero nadie logrará capitalizar a favor propio. La inexistencia de un Capriles es ya agobiante.
El tarifazo es hoy tapado por una medida tan ilegal como tantas acciones que lleva a cabo el Gobierno: la estatización de la Rural. El predio, cedido por el Estado hace algo más de 20 años, de pronto, estuvo mal cedido y sin trámite judicial alguno de nulidad de lo actuado, el Gobierno se lo queda. Además, encuentra un motivo para meter en proceso judicial a un montón de personas.
Seguramente instalará Tenópolis allí.
Y amenaza por más. En los 90s el Estado se deshizo de una cantidad enorme de bienes que tenía al dope y, hoy, caen todos en la misma bolsa. Ilegal e ilegítimamente, el Gobierno tapa una tapa con otra tapa. Y tapa que te tapa, el capricho del gobernante es hoy, en nuestro país, una realidad palpable, concreta e irreversible.
Pero la tapa que tapa es tapada por los saqueos en Bariloche, Campana y Santa Fé, aunque ésta última con motivo de la inundación que padece en alguna localidad. Entre Ríos y Chaco tuvieron lo suyo.
De pronto, aparecen varios fantasmas: la prepotencia del Gobierno, los saqueos del 2001 y nos angustian en este fin de año generando mayor incertidumbre.
Otras muestras de fraKaso son: el mayor déficit de Aerolíneas que el Gobierno cancela enviando fondos del Tesoro Nacional; el control de cambio ya en grado absoluto; la anunciada estatización de trenes, que marca el fraKaso de 9 años de subsidios-tarifas del Gobierno y de la gestión de los ferrocarriles que tuvieron una cercana presencia del Estado. El caso Ciccone, por ahora, marca otro fraKaso aunque en esto habrá que esperar algunos años.
Situación rara vivimos los argentinos. Los Kirchner han sido una pareja exitosa en política, al punto de dominar la escena política de los últimos 9 años y prometen varios más.
Sus fracasos suman miles de millones de dólares que se van por el inodoro: política energética, transporte público, mercado interno y externo de carne vacuna; inversiones decrecientes en el tiempo. Muestran la mayor agresión a la Constitución Nacional revalidada en 1994 y con claros fines destructivos.
Sus éxitos están, sin embargo,  matizados, como la incentivación de la demanda interna vía aumentos de convenios colectivos de trabajo hasta 3 y cuatro veces la inflación oficial, la contrabalancea la creciente y persistente inflación que ya acusan las familias beneficiadas y por el imperturbable impuesto a las ganancias. La renegociación de la deuda terminó teniendo patas flojas: el Club de Paris espera y los bonistas no canjeados actúan y a quienes el Gobierno ya presentó en la Cámara de apelaciones yankee su intención de pagar, algo pero pagar al fin. Los dos aumentos anuales a los jubilados, trampeados a la vista de todos y, además, califica a los legítimos reclamos de los estafados de siempre de “caranchos”.
En el caso Clarín, apuró todos los tiempos y se dio el lujo de hacer una parodia de toma del Grupo Clarín. Todo sigue en manos de la Justicia, donde el oficialismo apura y apura y apura. Por ahora, está matizado por los tiempos judiciales.
Pero sabe sacar provecho de errores, como el de la Fragata, sobre la que promete una flor de fiesta nacional y popular. Y para convalidar el doble discurso, la presidirá la misma persona que lanzó “quédense con la Fragata….”
Sin embargo, el aparato es fenomenal. Y la oposición entrampada en la afinidad ideológica, sin todavía estar dispuesta a reconocer cuán erróneas son las políticas que comparte como así también, entrampada en la necesidad de pagar sueldos en las provincias que controla, hacen que ninguno pueda levantar la cabeza por encima de los otros. Para peor, la ley de partidos aprobada por todos hace unos años atrás, impide que partidos chicos o personas por fuera del sistema de partidos puedan presentarse.
Bueno, así estamos terminando el 2012 y comenzado el 2013. Nosotros tendremos actividad esporádica hasta el 2 de enero de 2013, casi circunstancial. Que las próximas fiestas sirvan de bálsamo en el seno de las familias y les recomendamos compartir espiritualidad antes que debates políticos: pueden terminar mal.
Saludo de NdF.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Debate, todo el que quieras presentar. Insultos, a otros medios por favor ya que lo eliminaremos

Páginas vistas en total