23/4/13

HOY SOLAMENTE 2 ARTICULOS 2: reflexiones de Antequera sobre un acto comercial cuestionado judicialmente y las “limpias” elecciones venezolanas.
¿RESPETO? ¿MIEDO? ¿INTIMIDACIÓN?
De la florista a la que quieren multar por no venderle flores a un gay
Luis Antequera
           Ha ocurrido en el estado de Washington, al noroeste de los Estados Unidos (vea aquí la noticia). Una florista de nombre Barronelle Stutzman, ha sido demandada por la American Civil Liberties Union por no haberle vendido flores a una pareja de homosexuales que se quería casar. Washington es uno de los nueve estados norteamericanos que ha legalizado hasta la fecha los matrimonios entre personas del mismo sexo en los Estados Unidos.
             Personalmente, no entiendo la actitud de esta florista que se niega a venderle flores a una pareja porque sean homosexuales, más allá de lo que estos homosexuales tuvieran pensado hacer con esas flores, algo en lo que, según entiendo, no tiene porqué entrar la florista en cuestión. Por no entender, ni siquiera entiendo la gestión de un negocio basada en la discriminación de los clientes.
             Ahora bien, tampoco soy de los que cree que todo aquel que hace las cosas de una manera distinta a como las haría yo deba ser multado, o ni siquiera demandado. Y más aún que el comportamiento de la florista, desapruebo que nadie pueda estar obligado a venderle flores, o cualquier otra cosa con la que comercie, al primero que quiera negociar con él, privándole del derecho elemental a decidir con quién quiere hacer negocios y a gestionar su propia empresa como desee... ¡Como si la quiere encaminar directa y llanamente hacia la ruina…!
             Hoy se le niega a esta florista el derecho a no venderle flores a un homosexual. Por esta misma lógica, mañana cualquier proveedor de flores que sea homosexual le puede recriminar a esa misma florista que no le compre sus flores; al otro podremos castigar a todos aquellos consumidores de flores que no se surtan en una florería gestionada por un homosexual; y al otro día, en vez de una multa, les podemos imponer a todos una pena de cárcel… Todas estas consecuencias nos pueden parecer absurdas al día de hoy, pero hace sólo cuatro o cinco años, a cualquiera le habría parecido absurdo que alguien pudiera haber sido puesto ante un tribunal y condenado a pagar una multa por no haber vendido un ramo de flores, o un cargamento entero, o cualquier otra cosa con la que comercie, a una persona a la que no quería vendérsela.
             A todos nos han tratado mal alguna vez en alguna tienda y hemos sabido perfectamente lo que hacer: no se vuelve a la tienda y punto... ¡como si no hubiera tiendas en las que surtirse! Pero de ahí a llevar al tendero ante la justicia... ¡y eso si una vez que hemos decidido hacerlo, el juez nos admite la demanda, que esa es otra! Algo en lo que por cierto, soy yo el que podría sentirse discriminado: ¿por qué a mí no (se me admite la demanda) y a un homosexual sí?
             Lo más difícil de entender es que todas estas cosas estén ocurriendo en el país que pasaba por ser el adalid de la libertad, los Estados Unidos de Norteamérica. Como también resulta difícil de entender que algunos homosexuales y muchos de los lobbis que los representan, aspiren a ganarse el respeto que injustamente se les ha faltado durante muchos momentos de la historia, de esta manera.
            En honor a la verdad, más que justicia, parece que buscaran revancha. Y más que el respeto de la sociedad, su miedo… Con un pequeño detalle: el miedo sólo produce odio, y el odio mueve a cualquier cosa menos al respeto que se dice buscar...
            De verdad, ¿es éste el camino?
VENEZUELA Y SUS “LIMPIAS” ELECCIONES. Recordamos el cholulismo de políticos argentinos en Caracas cuando la elección venezolana. Admiraban el sistema electrónico y pasaron por alto “el proceso”. El proceso electoral tiene varias etapas y varias de ellas pueden ser intervenidas por el gobernante de turno. Además de la inseguridad de quién manipula el sistema, está lo que relata la nota y el sistema tan abierto en los lugares de votación en que hemos visto cómo un votante va a acompañado hasta la máquina de votar y se queda con él durante el voto. No hay más que trampas, las que en una elección reñida te da lo que ocurre en Venezuela: quien tiene la sartén por el mango, “inventa” su triunfo. Fijate el peso de la “ayuda social” a la hora de votar, lo que es utilizado como un chantaje
Chavismo usó información privilegiada del Consejo Electoral
ADELGADO@ELNUEVOHERALD.COM
El chavismo construyó ilegítimamente una poderosa maquinaria para ganar elecciones, haciendo uso de información privilegiada del Consejo Nacional Electoral y conformando un ejército de más de 110,000 agentes que tenían la tarea de salir a buscar a los electores en sus casas para obligarles a participar en los comicios, según develan documentos obtenidos por El Nuevo Herald.
La maquinaria, cuya existencia atenta contra la noción de que las elecciones son justas en Venezuela, tuvo acceso a información en tiempo real sobre la evolución de las elecciones que fue utilizada para coordinar las acciones de los operadores políticos encargados de contactar y buscar a los electores a sus casas para que votara a favor del oficialismo.
Ninguna otra organización política en Venezuela tiene acceso a la información obtenida por el sistema y el personal que la opera está conformado en muchos casos por empleados públicos que reciben remuneración del Estado para trabajar a favor de un proyecto político.
Según los documentos obtenidos por El Nuevo Herald, el chavismo reclutó al menos a 112,000 personas, buena parte de ellos vinculados con el Frente Francisco de Miranda (FFM) y con el Ministerio de las Comunas, para que participaran en “Roque 2”, una sofisticada operación organizada para incrementar la votación a favor de Nicolás Maduro en las elecciones presidenciales del 14 de abril.
El chavismo, que partía de una base de 5.5 millones de votos duros a su favor, pretendía elevar ese total a cuando menos unos 10 millones de votos a su favor, de los 16 millones que probablemente serían emitidos durante los comicios.
Como parte de esos esfuerzos, el chavismo haciendo uso de sus militantes del FFM, salió a contactar un estimado de 3.5 millones de personas que están disfrutando de los beneficios, o se han inscrito para hacerlo, de las grandes Misiones Sociales emprendidas por el gobierno, para recordarles que fue el chavismo quien se las brindó.
Pero la etapa crucial de la operación se produjo el mismo día de las elecciones cuando miles de militantes del FFM tenían la tarea de monitorear el flujo de votantes dentro de 3,450 centros electorales y salir a buscar a las personas que reciben beneficios del Estado para que votaran a favor de Maduro.
…“Se trata de centros donde ellos pueden mover gente para colocar la votación a su favor. Ellos no se concentran en aquellos centros donde ellos saben que van a ganar, ni en aquellos puntos donde domina la oposición. Hicieron una priorización para dedicar sus recursos en aquellos centros que podrían terminar de definir la elección”, dijo De La Cruz.
…La operación hace uso de las bases de datos del Seguro Social, del Ministerio de Poder Popular de las Comunas, de los empleados públicos y de las Misiones para ubicar a cada uno de los electores dentro de estos centros de votación.
El que esto se haga constituye una nueva manifestación de ventajismo porque se trata de información a la que ningún otro movimiento político tiene acceso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Debate, todo el que quieras presentar. Insultos, a otros medios por favor ya que lo eliminaremos

Páginas vistas en total