16/5/13

INDUSTRIA NACIONAL o la calidad es lo de menos
Días pasados fui a la dentista (ojo, si fuera varón no sería dentisto, sino el dentista), y pone el aspirador en mi boca. A cada rato, el tramo final del aspirador se soltaba del cuerpo principal. Así, una y otra vez. La dentista en un momento, fastidiada por la lucha con el equipo, me dice: disculpe, pero es nacional y me ocurre todo el tiempo.
Esa misma noche, nos juntamos a cenar antiguos camaradas de profesión. A la entrada del muy buen restaurante está colocado un aparato con gel de alcohol para que quienes llegan se froten en sus manos. La manguera de salida del producto, se desencajaba de la guía cada vez que alguien lo usaba. El dueño del restaurante, mientras desarmaba y rearmaba el equipo, nos dice: industria nacional, qué le vas a hacer.
Esto lo vivimos desde los 40s hasta Alfonsín: la industria nacional a la que se le cerca el mercado nacional y se la protege de la competencia exterior, funciona como una fuente de trabajo antes que la satisfacción del cliente, desmejorando paulatinamente la calidad de vida de todos.
La dentista, por su parte, completó con el tema implantes, comentando las diferencias entre el nacional y el importado. Un clásico de la estupidez humana que en Argentina el Gobierno rescató de la tumba.
LO QUE ESTADO ABANDONA, los ciudadanos lo acomodan
El abandono que han hecho los estados argentinos del tema de la inseguridad, está llevando a los ciudadanos a tomar sus propias prevenciones y acciones. Presidente y gobernadores llevan años sin saber qué hacer con la delincuencia que no cede a pesar del crecimiento económico, tal como sostenían al principio del proceso. Una doctrina jurídica que busca la abolición del delito habida cuenta que los criminales son víctimas de una sociedad que los ha llevado al delito. Bajo este doble proceso –abandono del poder de policía y derogación paulatina de las sanciones penales-, el diario La Nación publicó el domingo pasado una nota sobre cómo los vecinos se arman dentro de sus casas: tocás timbre y te atiende el dueño de casa con una pistola al cinto.
También, se escuchan reacciones cuando un ladrón roba, sale corriendo o en moto y al grito de ladrón se los intercepta: hemos visto un caso hace días, en que al delincuente que la gente atrapó lo muelen a palos y se lo entrega a la policía.
Un caso narrado entre amigos, da cuenta que días atrás en la zona del Teatro Colón, una señora grita que la robaron, interceptan al delincuente, lo tiran al piso, lo golpean, un linyera de la plaza le roba las zapatillas y la víctima llega, recupera su cartera, saca un martillo de la misma y lo golpea al hombre. Esa señora, sale armada. ¿Cuántas armas va incorporando la gente? ¿Cortaplumas? ¿Revólveres? ¿Martillos?
Lo más grave, sin embargo, es la doctrina jurídica abolicionista que sigue siendo de enseñanza en la facultad de Derecho de la UBA. Desarmar toda esa teoría de absoluta defensa del victimario prescindiendo de las consecuencias sociales de no encarcelarlos, es otra de las locuras que vivimos en Argentina. Días pasados, nomás, un tribunal bonaerense dictó la inconstitucionalidad de la cadena perpetua. Avanza el concepto de que la reincidencia no puede ser penada más allá del delito cometido.
¿Qué logra esta doctrina en el tiempo? La ley de la selva. El far west. El sálvese quien pueda. El me defiendo yo y listo. ¿Cambiará esto si asumen radicales o socialistas? De ninguna manera y esto es otro punto de preocupación de cara al futuro.
DE LA CALIDAD MORAL DE NUESTROS GOBERNANTES
Caso 1: Miembro de la Corte Suprema alquila departamentos en edificios residenciales para el uso de prostíbulos, se allana al juicio iniciado y santo remedio. Es el mismo doctrinario de la impunidad criminal que tiene tanto peso intelectual entre el mundo del derecho. Así estamos….
Zafó Zaffaroni: Su apoderado reconoció
la culpa en la causa de los prostíbulos
Se presentó ante la Justicia y pagó una multa de 10 mil pesos. En esas propiedades funcionaban prostíbulos…
Caso 2: El Jefe de Gabinete se refiere a las medidas de protección a la libertad de pensamiento y de expresión en el territorio porteño, con una frase que expone a tan prominente funcionario a la duda de si tiene doble personalidad, nos está cargando o qué. Justo el representante del Gobierno Nacional que más falta de respeto ha mostrado al orden jurídico, lo dice de otro gobernante. Caradura y sinvergüenza con expresiones elegantes aplicables a Abal Medina
Juan Manuel Abal Medina: “El decreto de Macri
es una falta de respeto al orden jurídico”
Juan Manuel Abal Medina, criticó hoy el decreto de necesidad y urgencia anunciado ayer por Mauricio Macri, que supuestamente busca "proteger la libertad de prensa"…


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Debate, todo el que quieras presentar. Insultos, a otros medios por favor ya que lo eliminaremos

Páginas vistas en total