8/11/13

ESPAÑA y un ejemplo tan claro de estupidez política
COLOMBIA Y EL PROCESO DE PAZ. De pronto, se logró acuerdo sobre la participación política de las FARC desmovilizadas. ¿Re elección de Santos?
VENEZUELA, Socialismo inflacionario que el Gobierno pretende combatir por la fuerza. Un modelo a seguir ya que es la orientación del Gobierno de Cristina Fernández.
ENCUESTA sobre el fallo de la Corte acerca de la Ley de Medios
ESPAÑA nos da un ejemplo de la estupidez de los políticos a la hora de hacer política estúpida, es decir, oponerte por oponerte, por ejemplo
Diputados socialistas preguntan cómo afectará la ley de Costas a ¡Córdoba!
En Córdoba no dan crédito, pero no es tan inusual esta tipo de preguntas en el Congreso.
…Cuatro diputados del PSOE en el Congreso de los Diputados (Angelina Acosta, Rosa Aguilar, Antonio Hurtado y José Luis Ávalos Meco, que es parlamentario por Valencia) han preguntado por escrito al Gobierno que cómo iba a afectar la Ley de Costas a la provincia de Córdoba. Fue el pasado 4 de julio. El Gobierno ha tardado tres meses en contestar que Córdoba no tiene playa. El 17 de octubre el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, responde por escrito que “en la provincia de Córdoba no existe zona de Dominio Público Marítimo Terrestre, ni, en consecuencia, concesiones que amparen ocupaciones de dicho Dominio Público”.
No es la primera vez que los diputados socialistas en el Congreso sufren un descuido de estas consecuencias en relación a la Ley de Costas. El PSOE también ha preguntado por cómo le afecta la Ley de Costas a la provincia de Guadalajara, que está más lejos del mar aún que Córdoba. De hecho, en su respuesta el Gobierno es aún más vehemente y asegura que como sus señorías saben “Guadalajara está a más de 300 kilómetros del mar”.
FRANCIA. La situación económica y social bajo la presidencia del socialista Hollande. ¿Qué harán los franceses en futuras elecciones? Porque el electorado votó primero a Sarkozy y luego al antagonista, Hollande. Es un electorado buscando magia y, en algún momento, deberá actuar con responsabilidad votando por quien se comprometa a hacer las cosas seriamente y no a aquellos que prometen viejas glorias o sostener lo insostenible.
Los franceses pierden la paciencia con Hollande
MIGUEL MORA
La crispación y frustración de la derecha francesa después de sus dos derrotas electorales de 2012 lleva meses agitando las aguas políticas francesas. Poco a poco, ese estado de ánimo se ha ido contagiando, y la exasperación ha alcanzado de lleno a las clases medias y a muchos votantes de izquierda. La rica y envidiada Francia, quizá el último paraíso del viejo Estado de bienestar europeo, vive tiempos convulsos: la economía sigue estancada, el paro ronda ya el 10,5%, la industria pierde cada semana miles de trabajadores —los penúltimos, 1.800 empleados de la filial de Fagor—, mientras el Gobierno y la mayoría socialista no reaccionan y el presidente François Hollande permanece mudo en el Elíseo…
COLOMBIA. PROCESO DE PAZ. De pronto, se difunde un acuerdo en el proceso de paz que legalizará a las FARC en el terreno político. Con el disgusto del ex Presidente  Uribe, el oficialismo, las farc y el arco opositor expresan beneplácito por el acuerdo. ¿Se destraba la re elección del Presidente Santos? Uribe quiere derrotar a las farc mientras que Santos optó por la desmovilización.
Masivo respaldo en Colombia a la legalización de las FARC
ELIZABETH REYES L.
Los líderes políticos –a excepción de la oposición uribista– le dieron la bienvenida a los acuerdos que se conocieron el miércoles, cuando los negociadores del gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC anunciaron humo blanco en el tema de la participación en política de una guerrilla sin armas. Aunque no se conocen los detalles por el pacto de confidencialidad que existe entre los negociadores, de los anuncios se desprende principalmente, que las FARC formarán un partido político tras desmovilizarse.
Uno de los más entusiastas fue el fiscal General, Eduardo Montealegre, que se ha convertido en férreo defensor del proceso de paz y para quien las FARC “deben tener acceso a cargos de elección popular como parte de las negociaciones de paz de La Habana”, según dijo a medios colombianos. El fiscal también se refirió al espinoso tema de cómo se manejarán los antecedentes judiciales de los jefes guerrilleros que finalmente decidan participar en política, un asunto que aún está por definir y que involucra en especial a la cúpula de esa guerrilla. En Colombia, está prohibido que personas condenadas aspiren a cargos de elección popular. Sin embargo, Montealegre explicó que “hay investigaciones pero no condenas, eso les permitiría acceder a los canales democráticos”, dijo.
Las redes sociales también se llenaron de mensajes positivos. La exsenadora Piedad Córdoba, líder del movimiento de izquierda Marcha Patriótica y de Colombianos y Colombianas por la paz, aseguró en su cuenta de Twitter que “es histórico el acuerdo de La Habana, sobre participación política, crea escenarios para nuevos actores y actoras políticas”, destacando el fortalecimiento que se le quiere dar a las organizaciones comunitarias.
Por su parte, los conservadores y liberales, que hacen parte de la coalición del gobierno, también celebraron el acuerdo aunque reconocen que habrá que conocer en detalle lo acordado. El senador Simón Gaviria, director del partido Liberal, destacó el anuncio de circunscripciones especiales para las zonas que han sido fuertemente afectadas por el conflicto armado. “Nos parece valioso que las curules de regiones apartadas las puedan obtener y permanezcan los esquemas de paz y pluralidad”, dijo a medios locales.
También el expresidente Ernesto Samper acogió los acuerdos y pidió a los negociadores que no den cabida a los ataques de quienes se oponen al proceso de paz. “Gobierno y FARC no deben caer en trampas que les están tendiendo los saboteadores de la paz para ensuciar o desestabilizar proceso de La Habana”, dijo en Twitter.
En esto coincide el senador Iván Cepeda, que hace parte de la Comisión de Paz del Congreso. “Creo que es una fuerte derrota para la extrema derecha que esperaba opacar este resultado”, dijo, haciendo referencia al uribismo que se ha convertido en el principal opositor del proceso de paz. Su candidato presidencial, Oscar Iván Zuluaga, quien ha dicho que si estuviera en sus manos acabaría con el proceso de paz, no dudó en calificar los acuerdos en participación política como una ‘burla’. “Es una falta de respeto a la democracia colombiana”, escribió en Twitter.
El expresidente Álvaro Uribe no se quedó atrás. Es “rechazable que se negocie institucionalidad democrática con FARC, el cartel de drogas, secuestro y asesinato más grande del mundo”, escribió también en Twitter, donde invitó a los colombianos a oponerse a lo que calificó como “maniobra”.
Los más optimistas son el propio gobierno y las FARC. El presidente Juan Manuel Santos dijo en una alocución televisiva que después de los avances no podía haber “pausas ni rompimientos en (los) diálogos”, luego de que se especulara con esa posibilidad debido al cruce con las campañas parlamentarias y presidenciales. También invitó a las FARC a acelerar las negociaciones “con más ánimo y entusiasmo para lograr ponerle fin a este conflicto de forma definitiva”.
El presidente colombiano ratificó que mientras no se firme el final del conflicto armado, la orden para las Fuerzas Militares seguirá siendo no disminuir la ofensiva contra los grupos armados, pero enfatizó que su apuesta es firmar la paz con las FARC. Frente al escepticismo que hay en la opinión pública colombiana de que esta vez sí se sellará el peor capítulo en la historia del país y al rechazo a hacerles concepciones políticas y judiciales, Santos invitó a los colombianos a no tener miedo frente a la salida negociada. “No tengamos miedo, compatriotas. El miedo nos encadena al pasado”, agregó el presidente.
Por su parte, el jefe negociador de las FARC en Cuba, Iván Márquez, anunció que “la firma de un tratado de paz será una realidad” si se avanza “por la senda de las transformaciones”. También aclaró que los avances y el proceso de paz, en general, no pueden verse como “un sometimiento” de esa guerrilla. Humberto de la Calle, jefe de la delegación del gobierno, igualmente se mostró entusiasta y calificó los avances como una nueva apertura democrática que “abrirá el camino para arraigar definitivamente la paz luego de la terminación del conflicto”.
Sin embargo, pese a todo este renovado optimismo, la percepción ciudadana se muestra reacia al tema de la participación en política de las FARC. En una encuesta revelada ayer por el Barómetro de las Américas que se centró en averiguar qué piensan los colombianos sobre el proceso de paz, quienes viven en zonas de conflicto lo apoyan en un 59%, sin embargo, en estas mismas regiones rechazan en un 61% que las FARC formen un partido político.
Esta encuesta, realizada entre agosto y septiembre, también indagó sobre si se deberían entregar espacios de representación política (por ejemplo una curul en el Congreso) a algunos miembros de las FARC una vez se desmovilicen y la respuesta también fue negativa. Un 69% de quienes viven en escenarios donde se ha concentrado la guerra no están de acuerdo. Se suma, que un 77% no votaría por un desmovilizado de las FARC que eventualmente se lance a las presidenciales.
VENEZUELA SOCIALISTA basada en la inflación. Así como decimos desde tiempos de Néstor que la inflación era parte de “el modelo”, en Venezuela queda muy claro que el socialismo siglo XXI tiene como fundamento económico la inflación. Avanzada ésta, producido desabastecimiento, devastación de los precios relativos y la intervención del mercado cambiario, el Presidente Maduro apuesta por más de lo mismo. Busca enfrentar la inflación –ya del 50% anual- mediante brigadas, policías; busca fijar precios fijos y máximos. Todo lo cual redoblará la falta de inversión y el desabastecimiento pero por la lógica propia del “modelo” no por la perversión de nadie. Lo bueno de esto, es que el gobierno sigue sumando elementos a la destrucción del socialismo del siglo XXI. Está creando las condiciones de explosión de su “modelo”. Es largo pero, atenti, es para donde Cristina Fernández puede intentar llevarnos una vez que regrese a su cargo
Venezuela ingresa en una centrífuga inflacionaria
ANTONIO MARIA DELGADO
El régimen de Nicolás Maduro —cuyas políticas socialistas están conduciendo a Venezuela rápidamente hacia un despeñadero de desequilibrios macroeconómicos— decidió pisar el acelerador de su modelo estatista en la que pudo haber sido su última oportunidad de aplicar los frenos, al anunciar medidas que lanzan aún más al país hacia una centrífuga inflacionaria.
Economistas consultados por El Nuevo Herald dijeron que las medidas anunciadas el miércoles por Maduro acentuarán lo que ya ha sido descrita como una de las más severas crisis económicas en la historia del país petrolero, reforzando la implementación del mismo recetario de políticas que fomentaron la hiperinflación en América Latina hace tres décadas.
Si éste es el esquema que van a implementar, no hay manera de detener la crisis”, sentenció Orlando Ochoa, profesor de Economía de la Universidad Católica Andrés Bello.
Lo que están creando con esto es una centrifuga de deterioro económico, por razones ideológicas, de torpeza e ignorancia, o de irresponsabilidad”, sentenció.
En un intento por contener la galopante inflación y la aguda escasez de productos, Maduro anunció un paquete de medidas económicas dirigidas a combatir la especulación de precios y evitar que los dólares asignados por las entidades oficiales terminen siendo vendidos en el mercado negro.
Para el régimen, la inflación y el desabastecimiento que padecen los venezolanos es el resultado de la guerra económica que está siendo emprendida por empresarios, opositores y el gobierno de Estados Unidos contra el chavismo.
Pero los economistas resaltaron que en vez de tratar el verdadero causante de la crisis económica —principalmente el tipo de cambio fijo y un gigantesco déficit fiscal que es financiado con bolívares inorgánicos— las medidas del gobierno desestimulan aún más la inversión privada y la producción nacional.
Los efectos del desequilibrio económico pudieron verse claramente el jueves, cuando el Banco Central anunció que la tasa anualizada de inflación se ubicó en 54.3 por ciento en octubre, lo que augura que podría cerrar este año muy cerca, o incluso por encima, del 60 por ciento.
En ese caso, la inflación venezolana desplazaría a la de Siria (prevista para este año en 50 por ciento) como la más alta del mundo.
Declarando la necesidad de acelerar la transición hacia el socialismo, Maduro enumeró una decena de medidas para combatir las presuntas acciones de sabotaje económico, incluyendo una “operación cívico-militar” para inspeccionar empresas y comercios a fin de combatir el “acaparamiento y la especulación de precios”.
El gobernante también anunció mayores controles estatales sobre los precios de los productos vendidos en el país y sobre las importaciones.
“Vamos hacia un sistema de fijación de precios justos y máximos de todos los productos, en todos los establecimientos”, dijo Maduro.
Vamos a golpear duramente y por fases al capital especulativo y antipatria […]. Lo vamos a golpear sin contemplaciones con la Ley y Constitución en la mano”, agregó.
Las medidas no fueron bien recibidas por el sector privado, con pronósticos de que agudizarían aún más la crisis económica.
Esto va de mal en peor con esta oficina de centralización de las importaciones. Hasta los alfileres los importará el gobierno”, dijo José Guerra, profesor de Economía de la Universidad Central de Venezuela, .
“Todo indica que la inflación sigue acelerándose ante un gobierno diminuto frente a la crisis económica. La inflación y escasez son la ruina”, sostuvo Guerra, quien dijo que las medidas de Maduro son más de carácter administrativo que económico.
El analista Luis Vicente León, presidente de la encuestadora Datanálisis, coincidió.
“Sería más productiva una política de ‘sinceración’ cambiaria, disciplina fiscal y estímulo a la producción local. Pero de eso no se habló”, escribió León en su cuenta de Twitter.
Francisco Ibarra, director de la firma de asesores Econométrica, consideró que la inflación y el desabastecimiento de productos en el país no pueden ser combatidos amenazando a los comerciantes con enviar militares a sus tiendas para revisar si tienen mercancías guardadas en los depósitos.
El economista señaló que el tipo de cambio paralelo va a seguir influenciando los precios en amplios sectores de la economía, pese a que la compra de divisas en el mercado negro ha sido criminalizada por el régimen.
“La gran incertidumbre que tienen los venezolanos, la mayor parte de la gente y de los empresarios, es cuál es el precio del dólar. Si yo no sé cuál es el precio, yo no sé a que precio puedo reponer los inventarios. Por lo tanto, soy reticente a deshacerme de ellos. No hay manera de cambiar eso, ésa es la realidad económica del país”, señaló.
Por otro lado, las amenazas esgrimidas por Maduro contra el empresariado erosionan más la poca confianza que podrían tener los empresarios en tener negocios en el país, lo que ejerce aún mayores presiones sobre el tipo de cambio paralelo.
En el mercado negro, la divisa estadounidense se ubicó el jueves en 58.79 bolívares, nivel que lo coloca cerca del punto en que equivaldría diez veces el tipo de cambio oficial de 6.3 bolívares.
Ochoa explicó que las causas del desequilibrio económico residen en la creación de un enorme déficit fiscal por parte del régimen, y el financiamiento de esa brecha con dinero emitido por el Banco Central sin ningún tipo de respaldo.
Esa gigantesca masa de dinero inorgánico es lo que está ejerciendo presión sobre el tipo de cambio paralelo en un mercado que carece de suficientes divisas, lo que a su vez presiona los precios al consumidor.
Esa mayor inflación, por su parte, terminar de cerrar el círculo vicioso al aumentar el déficit fiscal.
“Todo esto se convierte en una especie de centrífuga: déficit fiscal, financiamiento monetario, presión en el mercado cambiario, presión en los precios, y los precios al subir aumenta aún más el déficit fiscal”, explicó Ochoa.
“Esto es el típico problema latinoamericano de los años ochenta”, dijo Ochoa al resaltar que el régimen está aplicando con exactitud la receta que condujo a países como Perú y Argentina a la hiperinflación.
El martes, al anunciar Maduro que tomaría medidas para contener la crisis, algunos entretuvieron la esperanza de que el gobernante anunciara algún tipo de política que frenara el rápido avance de la economía nacional hacia el colapso.
“Pero lo que escuchamos fue la repetición de un discurso ideológico anacrónico brindado por un político que no quiere enfrentar los problemas económicos del país. Aquí no se está atacando nada. Descalificó a individuos, acusó a las paginas web que se manejan desde Miami de mover el mercado cambiario, pero no hizo nada. Solo demostrar una gran ignorancia económica”, puntualizó Ochoa.
ENCUESTAS DE EL CRONISTA sobre el sorpresivo fallo dividido de la Corte sobre la Ley de Medios

RESULTADOS
Usted cree que el voto del presidente de la Corte, Lorenzetti, a favor de la Ley de Medios fue...
Un fallo ejemplar para declararla constitucional: 15.2%
Un fallo acordado para beneficiar al Gobierno: 65.5%
Un fallo intencional para perjudicar al Grupo Clarín: 6.0%
Un fallo para equilibrar la pelea entre el Gobierno y el Grupo Clarín: 13.3%


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Debate, todo el que quieras presentar. Insultos, a otros medios por favor ya que lo eliminaremos

Páginas vistas en total