28/9/14

SOBRE EL SÍNODO QUE COMIENZA EN UNA SEMANA: ¿SE SATISFACERÁN EXPECTATIVAS?

Preliminar
El Sínodo llamado por el Papa Francisco genera expectativas encontradas: quienes suponen un cambio de 180* y quienes sostienen que a pesar de las expectativas nada cambiará en la doctrina católica. El Papa ha venido encarando públicamente los temas relacionados con la familia -motivo del Sínodo- y lo ha hecho en un tono y unos gestos que han reavivado la exigencia de muchos hacia cambios radicales de la Iglesia Católica. ¿Será finalmente así? Aquí nuestro tratamiento del tema.

1 – Introducción
El Papa Francisco ha llamado a un Sínodo Extraordinario para este año 2014 y a un Sínodo General para el 2015.
En primer lugar, ¿qué es un Sínodo? ¿Qué alcance, prerrogativas y poder de decisión tiene? Para esto, comencemos por la figura del Papa en el Derecho Canónico:
“330 Así como, por determinación divina, San Pedro y los demás Apóstoles constituyen un Colegio, de igual modo están unidos entre sí el Romano Pontífice, sucesor de Pedro, y los Obispos, sucesores de los Apóstoles.”
Así, el Romano Pontífice como Obispo de Roma y los Obispos, constituyen el Colegio Episcopal, el cual se encuentra regulado por los siguientes cánones del Derecho Canónico:
“336 El Colegio Episcopal, cuya cabeza es el Sumo Pontífice y del cual son miembros los Obispos en virtud de la consagración sacramental y de la comunión jerárquica con la cabeza y miembros del Colegio, y en el que continuamente persevera el cuerpo apostólico, es también, en unión con su cabeza y nunca sin esa cabeza, sujeto de la potestad suprema y plena sobre toda la Iglesia.”
 “337 § 3.    Corresponde al Romano Pontífice, de acuerdo con las necesidades de la Iglesia, determinar y promover los modos según los cuales el Colegio de los Obispos haya de ejercer colegialmente su función para toda la Iglesia.”
Veamos ahora, sobre los sínodos:
¿Qué es un Sínodo?
“342 El sínodo de los Obispos es una asamblea de Obispos escogidos de las distintas regiones del mundo, que se reúnen en ocasiones determinadas para fomentar la unión estrecha entre el Romano Pontífice y los Obispos, y ayudar al Papa con sus consejos para la integridad y mejora de la fe y costumbres y la conservación y fortalecimiento de la disciplina eclesiástica, y estudiar las cuestiones que se refieren a la acción de la Iglesia en el mundo.
¿En qué se diferencia un Sínodo de un Concilio?
La principal diferencia es que en que el Concilio es la reunión de TODOS los Obispos mientras que el Sínodo es una selección de ellos.
¿Qué trata un Sínodo?
“343 Corresponde al sínodo de los Obispos debatir las cuestiones que han de ser tratadas, y manifestar su parecer, pero no dirimir esas cuestiones ni dar decretos acerca de ellas, a no ser que en casos determinados le haya sido otorgada potestad deliberativa por el Romano Pontífice, a quien compete en este caso ratificar las decisiones del sínodo.
¿Quién es la autoridad de un Sínodo?
”344 El sínodo de los Obispos está sometido directamente a la autoridad del Romano Pontífice, …”
¿Qué atribuciones tiene el Papa respecto del Sínodo de Obispos?
“344 1 convocar el sínodo, cuantas veces le parezca oportuno, y determinar el lugar en el que deben celebrarse las reuniones;
“2 ratificar la elección de aquellos miembros que han de ser elegidos según la norma del derecho peculiar, y designar y nombrar a los demás miembros;
“3 determinar con la antelación oportuna a la celebración del sínodo, según el derecho peculiar, los temas que deben tratarse en él;
“4 establecer el orden del día;
“5 presidir el sínodo personalmente o por medio de otros;
“6 clausurar el sínodo, trasladarlo, suspenderlo y disolverlo.
¿Qué clases de Sínodos se reconocen?
“345 El sínodo de los Obispos puede reunirse, sea en asamblea general, en la que se traten cuestiones que miran directamente al bien de la Iglesia universal, pudiendo ser esta asamblea tanto ordinaria como extraordinaria, sea en asamblea especial, para problemas que conciernen directamente a una o varias regiones determinadas.”
¿Cómo se eligen los Obispos que participarán en el Sínodo? Según el tipo de Sínodo, será el modo de selección
A - Sínodo General Ordinario
“346 § 1.    Integran el sínodo de Obispos, cuando se reúne en asamblea general ordinaria, miembros que son, en su mayor parte, Obispos, unos elegidos para cada asamblea por las Conferencias Episcopales según el modo determinado por el derecho peculiar del sínodo; otros son designados por el mismo derecho; otros, nombrados directamente por el Romano Pontífice; a ellos se añaden algunos miembros de institutos religiosos clericales elegidos conforme a la norma del mismo derecho peculiar.”
B – Sínodo General Extraordinario
“ 346 § 2.    Integran el sínodo de los Obispos reunido en asamblea general extraordinaria para tratar cuestiones que exigen una resolución rápida, miembros que son, en su mayoría, Obispos designados por el derecho peculiar del sínodo en razón del oficio que desempeñan; otros, nombrados directamente por el Romano Pontífice; a ellos se añaden algunos miembros de institutos religiosos clericales, igualmente elegidos a tenor del mismo derecho peculiar.
C – Sínodo Especial
“346  § 3.    Integran el sínodo de los Obispos reunido en asamblea especial miembros seleccionados principalmente de aquellas regiones para las que ha sido convocado, según la norma del derecho peculiar por el que se rige el sínodo.
2 – SOBRE EL SÍNODO DE LOS OBISPOS - III ASAMBLEA GENERAL EXTRAORDINARIA - LOS DESAFÍOS PASTORALES SOBRE LA FAMILIA  EN EL CONTEXTO DE LA EVANGELIZACIÓN
El Sínodo Extraordinario  que tratará los desafíos pastorales sobre la familia, se llevará a cabo en pocos días: del 5 al 19 de octubre de 2014. Se trata, en realidad, de un tema en dos etapas. La primera, es este Sínodo Extraordinario, que planteará los temas. La segunda, será en el 2015 en un Sínodo General Ordinario en el 2015 que establecerá las  líneas operativas para la pastoral.
Tomaremos los párrafos que nos parecen más relevantes para nuestro trabajo, recomendándote la lectura del documento original, siempre más rico que la selección que uno pueda hacer. Vamos entonces.
I – El Sínodo: familia y evangelización.
La misión de predicar el Evangelio a toda la humanidad ha sido confiada directamente por el Señor a sus discípulos y es la Iglesia quien lleva adelante tal misión en la historia. En el tiempo que estamos viviendo, la evidente crisis social y espiritual llega a ser un desafío pastoral, que interpela la misión evangelizadora de la Iglesia para la familia, núcleo vital de la sociedad y de la comunidad eclesial. La propuesta del Evangelio sobre la familia en este contexto resulta particularmente urgente y necesaria.
“…Hoy se presentan problemáticas inéditas hasta hace unos pocos años, desde la difusión de parejas de hecho, que no acceden al matrimonio y a veces excluyen la idea del mismo, a las uniones entre personas del mismo sexo, a las cuales a menudo es consentida la adopción de hijos.
“…los matrimonios mixtos o interreligiosos; la familia monoparental; la poligamia, difundida todavía en no pocas partes del mundo; los matrimonios concordados con la consiguiente problemática de la dote, a veces entendida como precio para adquirir la mujer; el sistema de las castas; la cultura de la falta de compromiso y de la presupuesta inestabilidad del vínculo; formas de feminismo hostil a la Iglesia; fenómenos migratorios y reformulación de la idea de familia; pluralismo relativista en la concepción del matrimonio; influencia de los medios de comunicación sobre la cultura popular en la comprensión de la celebración del casamiento y de la vida familiar; tendencias de pensamiento subyacentes en la propuestas legislativas que desprecian la estabilidad y la fidelidad del pacto matrimonial; la difusión del fenómeno de la maternidad subrogada (alquiler de úteros); nuevas interpretaciones de los derechos humanos…”
Comentario hasta aquí y es solamente la introducción al documento: La Iglesia Católica ante la diversidad de situaciones histórico-culturales en diversidad de países como en las nuevas culturas occidentales, quiere hacer un repaso a la luz del Evangelio de tantas y diversas situaciones. Un anticipo nuestro: así como en Occidente reclamamos la comunión para los divorciados vueltos a casarse civilmente o de hecho como una forma de concesión a una creciente modalidad, ¿deberá la Iglesia aceptar la poligamia habida cuenta de la difusión en países donde la Iglesia actúa evangelizando?
Sigamos con el final de los párrafos que hemos transcripto ya que resulta aún más urgente: “…Pero, sobre todo, en ámbito más estrictamente eclesial, la debilitación o el abandono de fe en la sacramentalidad del matrimonio y en el poder terapéutico de la penitencia sacramental”
Comentario de lo anterior: a toda la diversidad enumerada en los párrafos anteriores, debemos agregar la increencia sacramental lo que incluye a católicos mismos que se identifican como tales.
Una punta de cómo podrá tratarse uno de los temas, lo da este argumento de la citación: “…si sólo se piensa que en el actual contexto muchos niños y jóvenes nacidos de matrimonios irregulares no podrán ver jamás a sus padres acercarse a los sacramentos…” ¿Nos está insinuando quien cita al Sínodo que esto no debe ocurrir más y, consecuentemente, saldrá del Sínodo una norma flexible al respecto?
Pero hay más en este sentido: “… Esta realidad presenta una singular correspondencia con la amplia acogida que está teniendo en nuestros días la enseñanza sobre la misericordia divina y sobre la ternura en relación a las personas heridas, en las periferias geográficas y existenciales: las expectativas que se derivan de ello acerca de las decisiones pastorales sobre la familia son muchas….”
El tema entonces, sería la resignificación del pecado. Resignificar es la acción de reinterpretar una situación social tradicional que se conoce en forma general por la totalidad de las personas y que sin embargo se vuelve a darle un valor interpretativo. Por lo que una idea o un concepto se resignifican cuando adquieren un nuevo sentido, por ejemplo cuando se cambia el contexto (tomado de http://es.wikipedia.org/wiki/Resignificar)
Lo que nos está anticipando el documento preparatorio es que hay una nueva enseñanza sobre la misericordia divina y una ternura consecuente que permite identificar a “personas heridas” pero sin expresarse desde la herida del pecado en la persona pecadora. Finaliza el texto en las expectativas que esta resignificación podría brindar acerca de los temas ya introducidos más arriba.
Luego, el documento preparatorio realiza un discurso sobre el matrimonio que desde la Biblia se confirma con Jesucristo. La esencia del mismo, la unión de un hombre y de una mujer con propósito de procreación y enseñanza, lo que, de no lograr una resignificación específica, continuará impidiendo otras formas matrimoniales de lo que llamamos matrimonio católico.  Al constituirse sacramentalmente “a imagen y semejanza de Dios” tal como señala el texto,  habrá que hacer muchos esfuerzos para sustituir tales precisiones por otras derivadas del Amor como palabra que vaya sustituyendo las de “hombre”, “mujer”, “fidelidad”, “compromiso de por vida”. Esto si es que se tratara de ampliar el Sacramento a otras formas de uniones con carácter de familia.
Luego, el documento preparatorio presenta un cuestionario con una cantidad de preguntas segmentadas por títulos. Algunas de ellas revelarían una postura posible ante el Sínodo. Por ejemplo, la de determinar la efectiva fe de los contrayentes. Esto es importante tanto para la enseñanza y el otorgamiento del Sacramento como por la validez del mismo. Argumentar en sentido de que se tomó el Sacramento del Matrimonio por cuestiones sociales antes que de fe, implicaría su anulación, camino posible para quienes se han divorciado y quieren un repechaje sacramental. Pero, por supuesto, las respuestas podrán orientar a la pastoral futura del ideal cristiano.
El tema está planteado y son diversas las expectativas puestas en este Sínodo. Sin embargo, debemos prevenir que el mismo dejará preparado el terreno para otro Sínodo el próximo año, por lo que más allá de los interesantes debates que se produzcan, no habrá determinaciones en el corto plazo.
Algunos comentarios sobre el Sínodo Extraordinario:
A - El Sr. Card. George Pell ha mostrado su parecer sobre la cuestión de los divorciados vueltos a casar. Asegura que la cuestión se ha convertido en «un símbolo», «un desafío» en el choque entre lo que queda del cristianismo en Europa y un neopaganosimo agresivo». Y añade: «Todos los adversarios del cristianismo querrían que la Iglesia capitulara sobre este punto». Advierte además que cuando se den cuenta que la Iglesia no va a cambiar su doctrina, puede ocurrir algo parecido a lo que sucedió cuando Pablo VI publicó la Humanae Vitae y recibió multitud de críticas…
B -  En un largo artículo publicado en la revista Communio, fundada por Hans Urs von Balthasar, Henri de Lubac y Joseph Ratzinger, el cardenal Ángelo Scola, arzobispo de Milán, defiende a la Iglesia de la acusación de no ser comprensiva con los divorciados vueltos a casar. El prelado italiano recuerda que la postura de la Iglesia está fundada en la revelación divina y advierte que la imposibilidad de que las tesis del cardenal Kasper se impongan en el sínodo no será el fruto de no querer dar atención pastoral a los fieles que se encuentran en esa situación…
C – Monseñor Kasper ha sido la estrella que el Papa ha impulsado meses pasados cuando le dio cabida en el Vaticano. Veamos parte de la noticia de entonces: Kasper se orienta a los primeros tiempos de la Iglesia, cuando los responsables de entonces también debían enfrentar "conceptos y modelos de matrimonio y de familia muy distintos de los que predicó Jesús". El Papa fue muy elogioso sobre este texto, el 21 de febrero pasado, en vísperas del consistorio: "Ayer, he leído el trabajo del cardenal Kasper y quisiera darle las gracias porque he leído teología profunda, también un pensamiento sereno en la teología. Es agradable leer teología serena. (...) Me ha hecho bien y me ha dado una idea – discúlpeme eminencia si le causo turbación –, pero la idea es que esto se llama 'hacer teología de rodillas'. Gracias. Gracias".

Kasper aclara en su introducción que quería "plantear sólo algunas preguntas" porque "una respuesta será tarea del sínodo en sintonía con el Papa". De hecho, también adelanta algunas propuestas de solución que posiblemente cuenten con el visto bueno del Papa. Frente al desafío del presente, el texto habla de la necesidad de "un cambio de paradigma" a la vez que sostiene que la postura de la Iglesia "no puede ser una adaptación liberal al 'statu quo', sino una posición radical que va a la raíz, que va al Evangelio".
D -  Se indica que a este Sínodo han sido invitados Obispos en las antípodas entre sí, prometiendo un debate hasta confrontativo tal como se diera hace 41 años atrás en otra asamblea que trató el celibato de los sacerdotes. Bienvenido sea. Eso sí, el que decide finalmente, es Francisco.
3 - LISTA DE LOS PADRES SINODALES SEGÚN EL TÍTULO DE PARTICIPACIÓN
I. PRESIDENTE: FRANCISCO, Sumo Pontífice
II. SECRETARIO GENERAL: Cardenal  Lorenzo BALDISSERI
III. PRESIDENTES DELEGADOS:
Sr. Card. André VINGT-TROIS, arzobispo de Paris (Francia),
Sr. Card. Luis Antonio G. TAGLE, arzobispo de Manila (Filipinas),
Sr, Card, Raymundo Damasceno ASSIS, arzobispo de Aparecida, Presidente de la Conferencia Episcopal (Brasil)
IV. RELATOR GENERAL
Sr. Card. Péter ERDŐ, arzobispo de Esztergom-Budapest, Presidente della Conferencia Episcopal (Hungría), Presidente del Consilium Conferentiarum Episcoporum Europae (C.C.E.E.)
V. SECRETARIO ESPECIAL: S.E. Monseñor Bruno FORTE, arzobispo de  Chieti-Vasto (Italia)
VI. COMISIÓN PARA EL MENSAJE
Presidente: Sr. Card. Gianfranco RAVASI, Presidente del Pontificio Consejo  della Cultura (Ciudad del Vaticano)
Vicepresidente: S.E. Monseñor Víctor Manuel FERNÁNDEZ, Arzobispo titular de Tiburnia, Rector de la Universidad Pontificia Católica Argentina (Argentina)
VII. DE LAS IGLESIAS ORIENTALES CATÓLICAS.
Ver en http://sinodo2014.wordpress.com/2014/09/09/composicion-y-lista-de-participantes/#more-171

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Debate, todo el que quieras presentar. Insultos, a otros medios por favor ya que lo eliminaremos

Páginas vistas en total