2/7/16

MACRI, ¿LO LOGRARÁ?

En mi entrada del 25/6/16 traté el hecho de que Macri fue invitado a hablar en el Congreso Eucarístico Nacional, llevado a cabo en San Miguel del Tucumán. Me preguntaba si era una consideración de Francisco o una suerte de rebelión de nuestros obispos.  Lo cierto es que nadie tomó nota del hecho, en el que Macri declaró que defiende vida desde la concepción hasta la muerte natural, algo del corazón, el riñón, las tripas de la Iglesia Católica. Tantas atenciones, ¿eran por nada?

El jueves pasado -29/6- fue entrevistado Rosendo Fraga por Longobardi.  Se refirió a la capacidad de negociación del gobierno de Macri y repasó las leyes que ha ido sacando donde dicha virtud se ha puesto de manifiesto varias veces. Remató con que inclusive en un tiempo más mejorará la relación con el Vaticano. Longo por supuesto repreguntó al respecto y Fraga hizo mención… ¡a la participación de Macri en el Congreso Eucarístico Nacional y a la expresión de Macri! 

Bienvenida una mejor relación pero una vez más debo llamar tu atención a que estés atento a las noticias que se dan, cómo se dan y aquellas que no se dan. Solamente un lector y televidente crítico puede hoy superar la cantidad de situaciones que están ocurriendo.

Al inicio del gobierno de Macri, los IMPOLUTOS, fueron aquellos periodistas que habiendo combatido a Cristina, comenzaron a cuestionar las acciones de Macri desde la posición de no quedar “pegados” en nada que se parezca un favoritismo. Si bien han modificado su actitud –principalmente Fernández Díaz-, permanentemente buscan empatar los gravísimos hechos de la banda K con los que produce Macri. Y debemos diferenciar las cosas, ya que todo tiene grados de responsabilidad, hay magnitudes e intenciones que no hacen iguales las cosas.

También, hay periodistas opositores, por supuesto, que no se sienten cómodos dando la noticia de la reparación histórica de los jubilados, lo que hubiera valido una cadena nacional de Cristina, el coro de seguidores por varias semanas repitiendo el mismo cliché aquí y allá. Pero como lo hizo Macri, recurrieron a la “matización” de la noticia. Por caso, Eduardo Anguita y Romina Manguel en Radio Nacional, dieron objetivamente la noticia pero, seguidamente,  pusieron a una senadora opositora quejosa por haber sido citada por la Michetti por telegrama colacionado. Esta es una maniobra común entre los periodistas no macristas y que se encuentran desorientados con un gobierno no peronista que, además, es austero a la hora de la pauta oficial. O políticos como Margarita Stolbizer que matiza lo bueno señalando lo que falta a la cosa. 

Otro dato que debés prestar atención es cómo se lo identifica a Macri. Quien te diga “el gobierno derechista” viene desde la izquierda. Hugo Yaski de la CTA anda desesperado por voltear de una vez (con Esteche y el cristinismo) al gobierno con la simple excusa de ser de “derecha”. Tienen similar procedencia y efecto, “gobierno oligárquico” o “gobierna para los ricos”. Dada la formación marxista de esta gente, estigmatizar a una persona como de derecha es motivo válido para suprimirla de alguna manera, en otros tiempos, de cualquier manera. 

De la misma procedencia pero se suma el peronismo classic, proviene la calificación de “neo liberal”. Esta “espantosa” categorización es más amplia: sindicalistas, peronismo, radicalismo no oficialista, y toda la izquierda, están prestos a acusar las políticas de ajustes como “neoliberales” y endilgarle el término a Macri. ¡Para desesperación de los liberales!. Los Espert, Cachanovsky, Benegas Lynch, rechazan que Macri y su gobierno tengan algo que ver con el liberalismo económico. Y entiendo que tienen razón.

Macri no dice nada, pero se le puede endosar al desarrollismo, habiendo expresado  el Presidente admiración por don Arturo Frondizi, el estandarte desarrollista argentino. 

El desarrollismo es una combinación de capitalismo nacional, economía protegida y liderazgo del estado en la distribución de la riqueza. Como las corrientes socialistas no marxistas europeas, es keynessiano en lo económico. De aquí es que Espert insiste en que Macri es kirchnerismo con buenos modales, ya que los K “gastaron” a Keynes en su política económica.

Así las cosas, es necesario todo nuestro espíritu crítico, nuestra inteligencia para superar este momento tan particular entre los tantos particulares que hemos vivido. ¡Buena suerte!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Debate, todo el que quieras presentar. Insultos, a otros medios por favor ya que lo eliminaremos

Páginas vistas en total